Río Besòs. La garantía de abastecimiento de Barcelona

Texto: Karl Dkreiser. Ecologistas en Acción de Cataluña
Foto: Pipa Álvarez

Históricamente buena parte de la ciudad de Barcelona se ha abastecido de las aguas del Besòs. Sin embargo, la industrialización de los años 1960 y 1970 conllevó un gran impacto para la calidad de sus aguas. La situación fue tan grave que el juez José María Merlos absolvió a dos industriales acusados de delito ecológico por considerar que “aunque se ha demostrado la existencia de vertidos ilegales, la contaminación no causó daños concretos, porque el río Besòs ya está biológicamente muerto”.

Las actividades del Grupo Excursionista Puigcastellar han sido muy importantes para sensibilizar a la población de la necesidad de recuperar el Besòs. En 1988, con la constitución del Consorcio para la Defensa del Río Besòs, se inicia un cambio de tendencia. La depuración natural y las nuevas tecnologías han permitido potabilizar las aguas subterráneas del acuífero de Santa Coloma de Gramenet para el consumo humano.

Ecologistas en Acción lucha por el buen estado ecológico del Besòs, para que sus acuíferos vuelvan a garantizar el abastecimiento de Barcelona y por su recarga mediante los efluentes de las depuradoras de la cuenca. Durante la última sequía se resucitaron los trasvases del Roine, del Segre y del Ebro. Ecologistas en Acción y la Plataforma de Defensa del Ebro en la Mesa de Sequía volvieron a apostar por los acuíferos del Besòs como reserva estratégica para garantizar el abastecimiento de Barcelona.

Esta entrada fue publicada en Aragón y Cataluña, Casos locales catalanes. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.