Presa de Gibe 3 · Etiopía



MATANDO EL LATIDO DEL RÍO OMO

El río Omo, en el tórrido sudoeste de Etiopía, desemboca en el lago Turkana (Kenia), en pleno
desierto. Medio millón de personas viven en el Bajo Omo. Su alimentación depende de los ciclos
estacionales de crecida; cuando la inundación se retira, siembran sus cultivos y el ganado
pasta en la llanura de inundación, enriquecida por los nutrientes de los sedimentos. Hoy su
supervivencia está amenazada por la construcción de una gran presa hidroeléctrica, Gibe 3,
que cambia el régimen fluvial.

Por otro lado, en 2003, con la construcción de la presa, el Gobierno forzó a 5000 miembros del
pueblo Konso a reasentarse en tierras del pueblo Bodi, sin que éstos recibieran ninguna
compensación. Las tensiones entre ambas comunidades ha llevado a graves enfrentamientos, con
víctimas mortales. La pérdida de tierras fértiles a orillas del río, y las condiciones de hambre
en las que se fuerza a vivir a los Bodi, hacen prever en la región una guerra fratricida.

Texto: Terri Hathaway
Fotografía: Brent Stirton

más info

Esta entrada fue publicada en Africa, Degradación de ecosistemas y hambre y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.