Entrevista a Lolo Vasco. Autor de la exposición Urumea, el lado humano del río.

Extremeño afincado en Sevilla trabaja desde hace años en acontecimientos culturales como el Festival de Jazz y el Festival de Cine de San Sebastián, la Bienal de Flamenco, el Festival de música Territorios y el Festival de Cine de Sevilla.

Fotografía de Lolo Vasco.

Fotografía: Lolo Vasco.

Primera pregunta para entrar en materia. ¿Cuándo y cómo comienza tu colaboración con la Exposición Agua, Ríos y Pueblos?

Soy extremeño, me he criado entre vacas, guarros y ovejas. En este contexto, creces siendo muy consciente de la importancia vital del agua. La lluvia en el sur es alegría, vida, verde, contentura. La escasez, sequía, tristeza y pobreza.

Hace 3 años esta exposición llegó a Sevilla, donde vivo actualmente y con ella Pedro Arrojo, que al escucharlo me di cuenta que tenía que dedicarle parte de mi trabajo a denunciar las barbaridades que se están haciendo con un bien vital y común como es el Agua.

Comencé entonces a fotografiar alguno de los temas que trata la exposición y viajé al Kurdistán turco, a fotografiar La Presa de Ilisu. En el río Tigris, Antigua Mesopotamia, se está construyendo una gigantesca presa que inundará más de 200 pueblos y desplazará a más de 100.000 personas, en su mayoría kurdos.

El caso del Urumea, me apetecía especialmente porque tengo una relación personal y profesional con Donosti** y quería ponerle voz y rostro a los habitantes de la cuenca.

La fotografía es tu pasión, de eso no hay duda. Pero nos gustaría saber: ¿cómo comienza esa pasión? ¿cómo fueron los inicios de tu carrera como fotógrafo?

De pequeño, mi tito Manolo tenía un laboratorio fotográfico en casa de mi abuela. Me fascinaba la magia del revelado, cómo salía una imagen de la nada. La idea de congelar el tiempo me sigue entusiasmando. Esta curiosidad se convirtió en afición y la afición en profesión.

Comencé a viajar por Latinoamérica cuando acabé la carrera de trabajo social y siempre iba con mi “cámarita” Réflex colgada. Me parecía un juguete muy divertido y la fotografía un vicio muy sano aunque un poco caro, así que comencé a intentar pagarme al menos los carretes, y de ahí llegaron los primeros “encargillos” y le fui cogiendo el gusto.

Desde hace 15 años tengo el privilegio de vivir de la fotografía. En 2011 monté junto con otros 3 compañer@s la Agencia Bluephoto*, especializada en fotografía Documental.

Una pregunta relacionada con la anterior. ¿Qué es lo que te mueve y te conmueve a la hora de fotografiar? O dicho de otra forma: ¿Qué es lo que buscas con tus imágenes?

La fotografía documental, te da la maravillosa oportunidad de conocer a fondo la vida de muchas personas, de conocer historias y lugares, a los que de otro modo, nunca llegaría. Cuando vas de turista, ves cosas, haces unas fotos y te vas. Cuando vas de fotógrafo, te paras, preguntas, te interesas, te invitan a pasar, te enseñan su casa y te cuentan su historia. En realidad pienso que es la escusa perfecta para conocer gente, aprender, viajar, … vivir.

Te ayuda a conocerte a ti mismo, a entender el mundo e intentar explicarlo, aunque hay muchos momentos en los que te cuesta creer lo que ves. Eso sí, siempre solos, la cámara y tu.

Has recorrido el mundo con tu cámara. De todos los lugares y situaciones que has puesto ante el objetivo. ¿Cuáles son los que más te han impresionado, los que te han dejado una huella más profunda? ¿Y por qué?

Sin duda, Palestina. Es una locura, la estupidez humana en su máxima expresión. El sufrimiento sin sentido. Lo más duro es ver cómo los niños, palestinos e israelíes, crecen dentro de ese odio, alimentado por la sinrazón política e ideológica.

Provoca, sobre todo, una inmensa tristeza.

¿Cuáles son tus retos profesionales a corto plazo?

Conseguir, junto a mis compañeros, que Bluephoto se convierta en un referente dentro de la fotografía documental a nivel internacional. Será el indicador de que vamos bien. Y sabemos que la única fórmula es tener buenas ideas y trabajar mucho.

Inundar el Edén., Floow the Eden, Presa de Ilisu/ Ilisu dam

Inundar el Edén., Floow the Eden, Presa de Ilisu/ Ilisu dam – Lolo Vasco

Hemos hablado del pasado, del presente y ahora, miremos hacia el futuro. ¿Qué te gustaría estar haciendo dentro de tres o cuatro años? ¿Cuáles son tus sueños como profesional y como artista?

En la palabra artista no me veo, no tengo nada en contra pero no me siento identificado. Sé, que en el fondo, todxs tenemos la intención de provocar una reflexión y estimular al espectador, pero por caminos diferentes.

A lo que íbamos; dentro de unos años, me conformo con poder vivir solamente de la fotografía que me gusta. Actualmente, intercalo trabajos comerciales, que son los que me dan de comer, con los reportajes y los proyectos fotográficos de los temas que me interesan. Mi sueño es poder vivir con lo que generan estos últimos. Ni más, ni menos.

* www.bluephotoagency.com
** Soy el fotógrafo oficial del Jazzaldia desde el año 2.000