Entrevista a Jabier Almandoz. Profesor Universitario – Ingeniería Nuclear y Mecánica de Fluidos Universidad del País Vasco.

El pasado 27 de marzo, se celebró el Foro sobre la gestión pública de los servicios de agua y saneamiento en Euskadi. Aprovechamos la ocasión para charlar con Jabier Almandoz, profesor de la UPV-EHU especializado en mecánica de fluidos y gran conocedor de la situación del Agua en Euskadi.

Jabier Almandoz

Euskadi, con todo lo que llueve y con lo que nos quejamos de que casi no vemos el sol, da la sensación de que nos sobra el agua. ¿Es así? ¿O deberíamos hacer un uso más racional de nuestros recursos?

Es verdad que en Euskadi llueve más que en el Mediterráneo, por ejemplo, en l/m2 es verdad que nuestros embalses son más pequeños, algo que afecta a su regulación. Además no estamos solos, y tal y como nos exige la Directiva Marco del Agua europea debemos de proteger y mejorar nuestras masas de agua superficiales y subterráneas y sus ecosistemas asociados. En la medida que el uso que hagamos de nuestros recursos sea más racional, mejor serán nuestros ecosistemas y mejor podremos hacer frente a los posibles efectos de las sequías, que cada un cierto número de años nos aparece. El agua no es el problema, el problema es su gestión y más concretamente la falta de apoyo a políticas de Gestión de la Demanda.

¿A grandes rasgos, en qué situación se encuentran los abastecimientos y saneamientos de Euskal Herria? ¿Hay muchas pérdidas de agua?

Para hablar de la situación de los abastecimientos y saneamientos en Euskal Herria hay que fijarse en la variable temporal y espacial. Las infraestructuras están, en gran parte, realizadas, y donde la mejora es sustancial es en la GESTIÓN. Respecto al tiempo, se puede afirmar que la gestión de los abastecimientos y saneamientos ha mejorado en la última década de una manera muy importante, sobre todo en los abastecimientos y no tanto en el saneamiento donde el margen de mejora es mayor. Respecto a la variable espacial, debido a una falta de regulación de estas infraestructuras, hay que decir que la situación es muy variable de un municipio a otro, de que el municipio esté consorciado o no, de que estemos hablando de infraestructuras de alta o de baja, y de la importancia que el municipio le dé al tema AGUA en su gestión diaria. Hoy en día, la motivación que pueda existir en los responsables técnicos y políticos de un municipio puede, en mi opinión, desgraciadamente, jugar un papel fundamental en el estado de este servicio básico.

Existen abastecimientos donde se controla cerca del 80-90 % del agua que se trata en las ETAP, pero también existen municipios, desbordados, que no llegan a controlar el 50 % del agua que se suministra desde nuestros depósitos. Y no por falta de tecnología, sino por falta de cultura, de inversión en medios técnicos y humanos y por falta de regulación de los sistemas de abastecimiento. La casuística es muy variable, pero por norma general los sistemas pequeños, no consorciados, son los que más pérdidas de agua tienen, porque no pueden hacer frente a una gestión eficiente del recurso tanto a nivel de fugas (pérdidas reales de agua) en las tuberías como de una buena medición de los consumos por medio de los contadores de agua (pérdidas aparentes de agua).

¿Qué políticas públicas crees que serían necesarias para una mejor gestión y un uso más racional del agua?

La participación de todos los estamentos que conforman el mundo del agua, la intensificación de políticas de uso eficiente del agua, la recuperación de los costes asociados al agua y la transparencia en la gestión.

El ahorro de agua es una medida necesaria para luchar contra una sequía, pero también es la medida más eficaz para disminuir la contaminación. Aquello que no se consume no es necesario tratar ni tampoco es necesario depurar.

La recuperación completa de costes del agua, incluidos los costes de amortización de las infraestructuras, garantizaría la sostenibilidad económica y aumentaría la eficiencia. No debería ser, a mi parecer, una medida antisocial, porque con un régimen tarifario adecuado se puede proteger a los débiles o más necesitados. La gestión del agua no puede basarse en el subsidio y el posible aumento tarifario será bien entendido si todo el dinero del agua esté dedicado a mejorar este servicio, algo que actualmente no ocurre desgraciadamente.

Y en nuestra casa, en nuestra vida privada. ¿Qué podemos hacer para ahorrar agua?

Actualmente la dotación doméstica en Euskal Herria es de 135 l/habitante y día. Pero este valor puede disminuir si cada vez que hacemos uso del agua somos conscientes de su valor. Tanto en el uso de los grifos, de las duchas, de los inodoros, …, solamente es necesario tener un poco de conciencia para disminuir este número a valores cercanos a 100 – 110 l/habitante y día, dotaciones que tienen lugar en países y ciudades donde se desarrollan Políticas de Gestión de la Demanda enfocadas al ahorro.

Hacer un buen uso del grifo de casa cuando nos limpiamos los dientes, cuando limpiamos la vajilla a mano, cuando utilizamos el inodoro mediante descargas que se pueden interrumpir,…., puede permitir lograr un ahorro del 40-50 % de agua en nuestro uso doméstico diario. Simplemente el hecho de cerrar parcialmente la válvula de entrada de agua a nuestra vivienda y adecuarla a la presión necesaria en nuestros consumos reduciría esta dotación de una manera significativa en aquellas viviendas donde la presión del agua sea más alta que la necesaria.

¿Cuáles crees que deberían ser los retos de la gestión pública del agua para los próximos años?

A modo de resumen, desarrollar políticas de gestión transparente y participativa, uso eficiente del agua y políticas tarifarias que permitan ser conscientes del verdadero valor del agua y tener unos estándares de calidad acordes a los tiempos que vivimos.

Entrevista a Lolo Vasco. Autor de la exposición Urumea, el lado humano del río.

Extremeño afincado en Sevilla trabaja desde hace años en acontecimientos culturales como el Festival de Jazz y el Festival de Cine de San Sebastián, la Bienal de Flamenco, el Festival de música Territorios y el Festival de Cine de Sevilla.

Fotografía de Lolo Vasco.

Fotografía: Lolo Vasco.

Primera pregunta para entrar en materia. ¿Cuándo y cómo comienza tu colaboración con la Exposición Agua, Ríos y Pueblos?

Soy extremeño, me he criado entre vacas, guarros y ovejas. En este contexto, creces siendo muy consciente de la importancia vital del agua. La lluvia en el sur es alegría, vida, verde, contentura. La escasez, sequía, tristeza y pobreza.

Hace 3 años esta exposición llegó a Sevilla, donde vivo actualmente y con ella Pedro Arrojo, que al escucharlo me di cuenta que tenía que dedicarle parte de mi trabajo a denunciar las barbaridades que se están haciendo con un bien vital y común como es el Agua.

Comencé entonces a fotografiar alguno de los temas que trata la exposición y viajé al Kurdistán turco, a fotografiar La Presa de Ilisu. En el río Tigris, Antigua Mesopotamia, se está construyendo una gigantesca presa que inundará más de 200 pueblos y desplazará a más de 100.000 personas, en su mayoría kurdos.

El caso del Urumea, me apetecía especialmente porque tengo una relación personal y profesional con Donosti** y quería ponerle voz y rostro a los habitantes de la cuenca.

La fotografía es tu pasión, de eso no hay duda. Pero nos gustaría saber: ¿cómo comienza esa pasión? ¿cómo fueron los inicios de tu carrera como fotógrafo?

De pequeño, mi tito Manolo tenía un laboratorio fotográfico en casa de mi abuela. Me fascinaba la magia del revelado, cómo salía una imagen de la nada. La idea de congelar el tiempo me sigue entusiasmando. Esta curiosidad se convirtió en afición y la afición en profesión.

Comencé a viajar por Latinoamérica cuando acabé la carrera de trabajo social y siempre iba con mi “cámarita” Réflex colgada. Me parecía un juguete muy divertido y la fotografía un vicio muy sano aunque un poco caro, así que comencé a intentar pagarme al menos los carretes, y de ahí llegaron los primeros “encargillos” y le fui cogiendo el gusto.

Desde hace 15 años tengo el privilegio de vivir de la fotografía. En 2011 monté junto con otros 3 compañer@s la Agencia Bluephoto*, especializada en fotografía Documental.

Una pregunta relacionada con la anterior. ¿Qué es lo que te mueve y te conmueve a la hora de fotografiar? O dicho de otra forma: ¿Qué es lo que buscas con tus imágenes?

La fotografía documental, te da la maravillosa oportunidad de conocer a fondo la vida de muchas personas, de conocer historias y lugares, a los que de otro modo, nunca llegaría. Cuando vas de turista, ves cosas, haces unas fotos y te vas. Cuando vas de fotógrafo, te paras, preguntas, te interesas, te invitan a pasar, te enseñan su casa y te cuentan su historia. En realidad pienso que es la escusa perfecta para conocer gente, aprender, viajar, … vivir.

Te ayuda a conocerte a ti mismo, a entender el mundo e intentar explicarlo, aunque hay muchos momentos en los que te cuesta creer lo que ves. Eso sí, siempre solos, la cámara y tu.

Has recorrido el mundo con tu cámara. De todos los lugares y situaciones que has puesto ante el objetivo. ¿Cuáles son los que más te han impresionado, los que te han dejado una huella más profunda? ¿Y por qué?

Sin duda, Palestina. Es una locura, la estupidez humana en su máxima expresión. El sufrimiento sin sentido. Lo más duro es ver cómo los niños, palestinos e israelíes, crecen dentro de ese odio, alimentado por la sinrazón política e ideológica.

Provoca, sobre todo, una inmensa tristeza.

¿Cuáles son tus retos profesionales a corto plazo?

Conseguir, junto a mis compañeros, que Bluephoto se convierta en un referente dentro de la fotografía documental a nivel internacional. Será el indicador de que vamos bien. Y sabemos que la única fórmula es tener buenas ideas y trabajar mucho.

Inundar el Edén., Floow the Eden, Presa de Ilisu/ Ilisu dam

Inundar el Edén., Floow the Eden, Presa de Ilisu/ Ilisu dam – Lolo Vasco

Hemos hablado del pasado, del presente y ahora, miremos hacia el futuro. ¿Qué te gustaría estar haciendo dentro de tres o cuatro años? ¿Cuáles son tus sueños como profesional y como artista?

En la palabra artista no me veo, no tengo nada en contra pero no me siento identificado. Sé, que en el fondo, todxs tenemos la intención de provocar una reflexión y estimular al espectador, pero por caminos diferentes.

A lo que íbamos; dentro de unos años, me conformo con poder vivir solamente de la fotografía que me gusta. Actualmente, intercalo trabajos comerciales, que son los que me dan de comer, con los reportajes y los proyectos fotográficos de los temas que me interesan. Mi sueño es poder vivir con lo que generan estos últimos. Ni más, ni menos.

* www.bluephotoagency.com
** Soy el fotógrafo oficial del Jazzaldia desde el año 2.000

Breve Crónica del día mundial del agua

Se habían programado diversas actividades para el día 22 de marzo: actividades infantiles, experiencias dirigidas a las y los jóvenes, eventos de carácter familiar y acontecimientos para nuestros mayores. Pero no fue posible. El enésimo aviso de temporal puso en alerta a Donostia y casi todas las actividades al aire libre tuvieron que ser suspendidas. El agua, el bien más preciado e imprevisible, había decidido celebrar su propio día, a su manera.

La única actividad que resistió el aviso de temporal fue el concierto solidario del coro Ibaeta, experiencia musical que fue organizada en colaboración con la ONG Prosalus. Su fin era recaudar dinero para un proyecto de cooperación en Perú, concretamente “para la mejora de las condiciones medioambientales y de habitabilidad a través del fortalecimiento de capacidades con un enfoque de género en tres asentamientos humanos del distrito de Comas”, distrito ubicado en el extremo norte de la provincia de Lima, a unos 15 kilómetros del centro de Lima.

Concierto

La convocatoria fue un éxito. El público asistente hizo frente a la lluvia. 200 personas se reunieron en la iglesia donostiarra de San Vicente para escuchar un concierto íntegro en euskara. Felix Garitano, el párroco, apoyó la actividad desde el primer momento. Y gracias a su compromiso, Prosalus pudo colocar información sobre el proyecto de Comas en todos los bancos de la iglesia, distribuyendo así más de 300 cuartillas, además de permitir la colocación de dos mesas con información y dos cajas para la recaudación. El resultado, un concierto coral impecable, un ambiente solidario, y una recaudación más que significativa.

Desde Donostia a Perú. Unidos por el agua y la música. Y la solidaridad. Así transcurrió el 22 de marzo, día mundial del agua.

Entrevista a Charo Brinquis, miembro de URA Nueva Cultura del Agua.

Charo Brinquis es Agente Medioambiental del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino desde 2008, además de miembro de URA Nueva Cultura, plataforma para la defensa de los ecosistemas acuáticos navarros. El caso Itoiz es su lucha más representativa en favor de una política de aguas pública, transparente, participativa y cercana.

Itoiz se ha convertido en un símbolo, en un ejemplo de lucha contra las políticas oficiales del agua. ¿Por qué se promovió y cómo se justificó la necesidad del embalse?

Esta es una historia muy larga dentro de lo que son las infraestructuras hidráulicas españolas. El proyecto de Itoiz se empezó a planear en época de Franco, cuando se pensaba que regular todos los ríos era lo que había que hacer. El proyecto estuvo sobre la mesa desde los años setenta, hasta que en el año 1992 el embalse de Itoiz fue declarado obra de interés general y utilidad pública.

Inicialmente la justificación se basaba en que el desequilibrio hídrico en Navarra, con un norte muy húmedo y un sur seco, había que arreglarlo por medios humanos. La otra justificación fue que Navarra, con una agricultura basada en el regadío tradicional, en zonas frescas utilizaba muy poco los recursos hídricos disponibles. Decían: “en Navarra sólo aprovechamos el 10% del agua que aportamos a la cuenca, y tenemos que ponernos al nivel de otras regiones que están aprovechando hasta el 44%”. Ése era el objetivo, aprovechar el máximo de agua posible.

¿En qué situación se encuentra a día de hoy el proyecto de Itoiz?

A día de hoy el proyecto de Itoiz sigue condicionando toda la política de aguas, lo cual lleva a un condicionamiento de las políticas de abastecimiento de ciudades, las políticas agrarias e incluso ganaderas, y todo ello condicionado por la necesidad de buscar utilidades a ese agua de Itoiz.

A día de hoy tenemos la primera fase del proyecto concluida y tenemos una ampliación que anunciaron en el año 2012. Un cambio de planes con el que quieren regar con agua de Itoiz 15.235 hectáreas más, entre las que se encuentran 6.095 hectáreas que ya están regadas, porque son regadíos tradicionales de las vegas del Arga y el Ega . Y esto ocasiona una serie de problemas que suponen acabar con el regadío tradicional y la cultura agrícola que caracterizaba a estas vegas.

Se ha completado la primera fase del proyecto… Se han cumplido las expectativas que promovía y auguraba el proyecto?

Las expectativas no se han cumplido en absoluto. En lo agrícola, en los sesenta cultivos de muy alto valor añadido planteados, realmente lo que se está produciendo son cultivos extensivos. Maíz, trigo o cebada son los únicos cultivos rentables para los agricultores; lo que lleva a un retorno muy bajo de las inversiones y a explotaciones muy grandes que no ayudan ni al equilibrio territorial ni a la creación de empleo ni a todos esos objetivos que habían planteado.

¿Y qué impacto medioambiental y social ha tenido esta primera fase?

En lo social, se están invirtiendo grandes cantidades de fondos públicos en este proyecto; se recortan otros tipos de ayuda que son muy necesarias para la agricultura y ganadería; y está teniendo una repercusión social que ha llevado, por ejemplo, al sindicato de agricultores navarros EHNE a manifestarse en contra de este proyecto. Algo histórico. Que los agricultores salgan con sus tractores a protestar por un proyecto de regadío, es algo que yo nunca había oído, pero así ha sido.

En lo ambiental, el embalse es algo que nadie quiere ver. La cuenca cedente ha tenido un deterioro terrible; el río Irati ha pasado de ser un río maravilloso a ser un canal de agua; y tenemos los efectos de la expansión del regadío, con contaminación por nitratos. Pero como la tendencia no se está vigilando, no se conoce el impacto que está teniendo.

Entrevista a Maider Fernández y María Elorza.

María Elorza (Gasteiz, 1988) y Maider Fernández (Donostia, 1988) son dos jóvenes realizadoras. Sus trabajos previos han sido premiados en diversos certámenes, y ahora, de su mirada y de su buen hacer, ha surgido el material audiovisual que acompaña al caso local del Urumea.

Maider y María

¿Cuándo y cómo comienza vuestra colaboración con la Exposición?

Empieza hace unos tres meses. La organización se puso en contacto con nosotras y nos propusieron realizar el vídeo del Urumea. Nos pareció una idea muy interesante y ha resultado una gran experiencia. Ha sido una pieza colaborativa. Hemos contado con la ayuda de Haritzalde Naturzaleen Elkartea, que nos hicieron de guía y nos contextualizaron la problemática. Y para la música, hemos contado con Arantxa Vicedo, cantante, entre otras cosas, del grupo Sabur, y Alberto Fernández Casuso para la edición de sonido.

¿De todos los casos descritos en la exposición, cuál de ellos os ha impactado más, y por qué?

Todos, no creemos que podamos elegir entre uno u otro. Son casos dramáticos, muy humanos y todos impactan. Esperamos que la gente de Donostia y de Gipuzkoa se acerque a la exposición para que dejen de ser realidades invisibles.

Hablemos de soluciones. ¿Qué medidas políticas y económicas serían necesarias para erradicar estas dramáticas consecuencias?

Es una pregunta muy difícil que no sabemos si tiene respuesta. Suponemos que todas son cuestiones muy complejas y no creemos que nosotras podamos tener una respuesta. Nos imaginamos que, en general, tendrían que cambiar las prioridades de quienes están en el poder y poner por encima de todo lo demás lo humano, que los derechos humanos sean prioritarios respecto a los intereses económicos y políticos.

Y dejando a un lado las grandes soluciones. la sociedad y el individuo…¿Qué podemos hacer en nuestro día a día para que no haya más casos como estos. ¿Qué medidas están al alcance de nuestras manos?

La mejor medida que podemos tomar es estar bien informados. Y eso no es fácil. Las mismas grandes empresas que causan estos dramas son muchas veces las mismas que controlan los medios oficiales. Así que hay que estar activa y buscar otras informaciones, otros puntos de vista.

Cambiando un poco de tema, nos gustaría saber una vez acabado vuestro trabajo, qué nuevos proyectos tenéis en mente.

Tenemos bastantes ideas sobre la mesa. Estamos trabajando en un proyecto llamado Irudi Mintzatuen Hiztegi Poetikoa, que gira en torno al euskara y con el que queremos rescatar expresiones en desuso. También estamos desarrollando un programa de televisión para niños y nos gustaría producir un documental.

No está nada mal, sobre todo en tiempos de crisis.

La cosa está muy difícil, pero no nos podemos quejar, y menos si miramos los casos de la exposición. De hecho, ver cómo esos pueblos luchan contra la adversidad y por su dignidad, nos parece algo admirable y muy inspirador.

Plantación Popular. Zuhaitz Landaketa Herrikoia.

Martxoaren 23an, Loiolako Erribera auzoan zuhaitz landakerta herrikoia burutu genuen. Eguraldiaren beldur ginen, baina hura ere lagundu nahi izan zigun eta, azalpenak eman zizkigutenean euri jasa ederra bota zuen arren, landaketa egin genuen bitartean argiune handi bat zabaldu zen, eguzkia ere irten zelarik. Dozenaka auzokide etorri zitzaizkigun Haritzaldekooi laguntzera. Azkenean 100 zuhaitz landatu genituen: haritzak,

P1110487

Bukatutakoan, Barcelona Hiribideko Alkain tabernara hurbildu ginen eta familiekin euskara eta natura lantzeko jolas partehartzailea egin geneuen. Hura amaitzean eta aurreikusita zegoen bezala, debaldeko hamaiketakoa eskaini zen indarrak berreskuratzeko.

 

Eguna borobiltzeko gure laguna den Carlos Araneda abeslari Txiletarrak bildutakoen gozamenerako kontzertua eskaini zigun.zumarrak, astigarrak, urkiak eta haltzak.

Haritzalde Naturzaleen Elkartetik gure esker onak Donostiako Udaleko Parke eta Lorategi sailakoei zuhaitzak jartzeagatik eta laguntza osoa eskaintzeagatik. Eskerrik asko Loiolako Erribera Auzo Elkarteari lankidetzarengatik eta azkenik, mila esker Carlos Aranedari eta Alkain tabernakoei.

Xabier Rubio. Haritzalde Naturzaleen Elkarteko kidea.

 P1110500                                     P1110488

El pasado 23 de marzo celebramos la plantación popular junto al Urumea en el barrio de Riberas de Loiola. Contamos con la colaboración de vecinos y el Ayuntamiento de Donostia nos apoyó aportando los 100 árboles plantados, autóctonos y procedentes de semilla local: robles, arces, abedules, olmos y alisos. Gracias a ambos.

Temíamos por el éxito de la actividad debido al tiempo, pero fueron decenas de vecinos los que se animaron por el barrio. Y la climatología se portó. Cayó una tromba de agua mientras dábamos las explicaciones bajo la pasarela, pero luego se abrió un claro, e incluso ¡llegó a salir el sol!

Tras el trabajo, la fiesta se trasladó a la avenida de Barcelona, junto al bar Alkain, donde se realizó un juego familiar para fomentar el euskera y la naturaleza. Seguido siguió el hamaiketako popular gratuito y el concierto del cantante chileno Carlos Araneda para redondear la fiesta. ¡Todo un éxito!

Nuestro más sincero agradecimiento a todos los participantes, al bar Alkain y sobre todo a la Asociación de Vecinos y a Carlos Araneda.

Xabier Rubio. Integrante de la Asociación Haritzalde.