La presa de La Parota · México




“LA TIERRA NO SE VENDE”

En Enero de 2010 la prensa mexicana informó que, por problemas financieros, se cancelaba el
Proyecto de Presa La Parota, promovido por la Comisión Federal de Electricidad (CFE). La CFE
entró en la zona hace 7 años, sin permiso de ejidatarios y comuneros, para trabajar en el Río
Papagayo. El proyecto afectaba a cinco municipios de la costa de Guerrero; destruía 17,300
hectáreas de selva, desplazaba 25,000 campesinos de 39 comunidades, y afectaba gravemente a
otros 75,000, como afectados indirectos, río abajo.

“Han sido muchas noches de desvelo en los plantones, once compañeros pisaron la cárcel y cuatro
fueron asesinados… Y todo por defender nuestras tierras”. Además de forjar una tenaz resistencia
local, que hoy agrupa a más de 40 comunidades, el movimiento de La Parota ha sabido combinar
estrategias jurídicas y políticas, así como cultivar la solidaridad nacional e internacional.

Hoy, el Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (CECOP) declara: “Es
un éxito, no sólo de nuestra lucha, sino de todas las organizaciones que acompañaron nuestro
movimiento. Pero no bajamos la guardia. Nuestra lucha seguirá hasta tener en nuestras manos el
oficio presidencial que diga que La Parota está definitivamente cancelada”.

Texto: Rodolfo Chavez Galindo
Fotografia: Roberto Bear Guerra, Maribel Roldón, Karina Tejada y Gonzalo Perez/Frontera Images

más info

Esta entrada fue publicada en America, Grandes presas y desplazamiento forzosos, México. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.