Minería ilegal en el Cerro de San Pedro · México


“EL AGUA Y LA VIDA VALEN MÁS QUE EL ORO”

Aunque las vetas de oro y plata del cerro de San Pedro están agotadas, en 1992 se reformó la ley
para favorecer proyectos de minería a cielo abierto de compañías transnacionales. Cada día se usan
20 toneladas de explosivos para triturar literalmente las montañas; extendidos los materiales en
inmensas terrazas de lixiviación, se riegan con 32 millones de litros de agua y 16 toneladas de
cianuro para obtener medio gramo de oro por tonelada. El agua, cargada con tóxicos y metales
pesados, se almacena en balsas que acaban contaminando arroyos y acuíferos. Así, en medio de un
paisaje arrasado, crece la incidencia de enfermedades crónicas degenerativas.

Aunque en 2004 la justicia anuló los permisos en forma definitiva, en 2007 la empresa canadiense
New Gold inició la explotación de dos montañas históricas, en el municipio de Cerro de San Pedro,
dañando edificios históricos del siglo XVI, y poniendo en riesgo la salud de 1.300.000 personas
en el valle de San Luis Potosí, a sólo 5 km. Recientemente, con una población dividida por mentiras,
compra de voluntades y amenazas, los opositores han vuelto a triunfar en los tribunales con la
ratificación de la sentencia de suspensión definitiva de permisos y de toda actividad de la empresa
New Gold Minera San Xavier, ni siquiera en forma condicionada.

Textos: Frente Amplio Opositor, Kolektivo Azul y Anahí Copitzy Gómez Fuentes
Fotografía: Tove Heiskel y Mauricio Palos

Esta entrada fue publicada en America, México, Privatización y derehco humano al agua potable. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.